Google+

viernes, 28 de septiembre de 2012

El 'salvador' de Candemat, en paradero desconocido

El empresario luso-germano Mario Da Silva
se comprometió a invertir en Candemat.

Los administradores concursales de Candemat, de Maliaño, han hecho saber a los representantes sindicales que el empresario luso-germano Mario Da Silva, representante de la alemana GIW, adjudicataria de la factoría cántabra  cuando ésta entró en fase de liquidación, se encuentra en paradero desconocido, tal y como informa El Mundo Cantabria en su edición de papel.

La compañía alemana todavía no ha cumplido sus compromisos para adquirir la planta de Maliaño, y ha ido alargando los plazos, retrasando también la compra de la empresa. Además, Da Silva prometió invertir más de cinco millones de euros y aumentar la plantilla hasta los 200 operarios.


En lo que se refiere al día a día, los más de cien empleados de la empresa siguen sin cobrar las nóminas correspondientes a los meses de julio y agosto.