Google+

sábado, 20 de octubre de 2012

Camargo abre el camino a un nuevo Plan General “con los pies en el presente y la mirada en el futuro”


El alcalde de Camargo Diego Movellán ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa acompañado por la Concejala de Urbanismo Carmen Solana en la que ha anunciado que el Pleno del jueves procederá al archivo del Plan General y al inicio de la contratación de un nuevo equipo redactor que debe ser el origen de un Plan “con los pies en el presente y la mirada en el futuro”.

La decisión no significa sin embargo partir de cero “porque es mucho el conocimiento y la información acumulados en este tiempo y que no vamos a desaprovechar y mucho el trabajo hecho, la información recogida y los esfuerzos de gestores y técnicos que agradecemos y aprovechamos”.

Sin embargo, ha señalado el alcalde, la decisión de archivar el documento se ha adoptado “después de agotar cualquier otra posibilidad y de recibir 17 informes contrarios, uno de ellos, el de Medio Ambiente, demoledor”.

Esto  supone el nacimiento de un nuevo Plan para el que no ha querido dar fecha “porque los plazos no los marcamos nosotros” pero se ha comprometido a trabajar “igual que lo han hecho el Presidente de Cantabria y el Consejero de Medio Ambiente con la máxima agilidad” para que Camargo cuente con un nuevo Plan General de Ordenación Urbana que ponga fin a la situación de inseguridad jurídica que en materia de urbanismo sufre el municipio.

En la actualidad, el Plan General de Ordenación Urbana en vigor en Camargo data de 1988 puesto que el más reciente, de 1996, fue anulado por sentencia judicial haciendo que quedase en vigor el que hoy rige.

Movellán ha explicado que “a nuestra llegada al Gobierno Municipal encontramos que Camargo no solo no tiene un Plan de futuro para su urbanismo sino que está atado a un documento que tiene casi un cuarto de siglo de existencia”. Un plan, ha explicado el Alcalde “como su nombre indica, debe ser un proyecto para el futuro y su vida útil según los técnicos es de ocho años, la tercera parte de los años que cuenta ya el vigente en Camargo”.

A lo largo de este cuarto de siglo, distintos equipos de Gobierno han tratado de actualizar el documento sin éxito. Movellán ha recordado que después de que una sentencia anulara el Plan de 1996, se intenta en 2001 una revisión que  llega a ser aprobada inicialmente en Pleno en 2002 y con carácter provisional en 2005 pero que nunca  llegó a lograr la aprobación definitiva.

En 2007 se decide extinguir la relación con el equipo redactor del Plan y a partir de ahí se trata de ir adecuando el documento de 2001 a los sucesivos cambios en las leyes que regulan el urbanismo a nivel nacional y regional. Sin embargo, en 2007 se da la circunstancia de que el tiempo ha pasado y tal ya como ha recordado Movellán “Camargo arrastra los restos del naufragio de un Plan que nació en pleno desarrollismo en todo el territorio nacional, cuando lo normal era construir de modos y en zonas que hoy nos escandalizan”. Para el Alcalde “el Plan naufraga al tratar de adaptarse a  los sucesivos cambios legislativos que especialmente desde 2001 han ido restringiendo y controlando el crecimiento urbanístico y protegiendo el medio ambiente”.

El equipo de Gobierno ha optado por iniciar un Plan de Ordenación Urbana con los pies en el presente y la mirada en el futuro ante la disyuntiva de “continuar remendando el Plan de 1996 o iniciar la redacción de un nuevo documento”, una decisión que según ha señalado el Alcalde no es “ni partidista, ni caprichosa sino adoptada en base a los informes sectoriales”,  documentos en los que todos los sectores afectados por el Plan hacen saben su dictamen en la parte que les afecta.

De los  20 informes recibidos desde hace 15 meses, 17 son negativos, dos manifiestan no tener competencias sobre la cuestión, (Consejerías de Economía y de Innovación),  y uno, solo uno, (Ministerio de Defensa), es favorable. De estos 17 informes negativos, uno es además “demoledor”, del de la Consejería de Medio Ambiente.

La generalidad de los informes evidencia que el Plan que el jueves quedará archivado preveía un crecimiento desmesurado sin tomar en cuenta como se iban a prestar servicios básicos. Un ejemplo de los informes  más significativos que ha destacado el alcalde en su intervención  es el emitido por la Confederación Hidrográfica, que se manifiesta en contra del Plan porque éste no justificaba de donde se iba a abastecer de agua a las nuevas viviendas.

“El documento que nos encontramos”, ha explicado el alcalde,  “no recoge tampoco cómo estaba previsto  dar el servicio de saneamiento y vertido a las miles de nuevas viviendas que el documento dibuja sobre papel pero que de construirse en realidad presentarían riesgo cierto de inundarse y dificultades en el suministro de agua”.

Así mismo, la Confederación advierte de la imposibilidad de edificar un porcentaje significativo de las viviendas previstas por el Plan presentado por el anterior equipo de Gobierno dado que éstas se sitúan en terrenos inundables.

Para adoptar la decisión del archivo del Plan se han venido manteniendo reuniones continuas con la Consejería  de Medio Ambiente, el equipo redactor, la CROTU, técnicos municipales y centenares de vecinos que han querido transmitirnos su situación, ha explicado Movellán.


Además, el equipo gestor de Camargo ha venido trabajando intensamente a lo largo de estos 15 meses en hacer frente a la realidad del urbanismo en Camargo: una lista de espera atascada con más de 400 licencias de obra menor que obligaba a los vecinos a esperar hasta un año, áreas industriales ubicadas en suelo no compatible con tal uso, edificios en estado ruinoso que desde hace años venían siendo un peligro para sus moradores, superficies comerciales limitadas a los 300 metros cuadrados y que o no podían crecer, o no elegían Camargo para instalarse a causa de esta limitación.

Camargo además se ha puesto al día rápidamente para adecuar su normativa urbanística a un marco legislativo que ha cambiado sustancialmente en poco tiempo y que ha obligado a establecer ordenanzas para regulara las Inspección Técnica de Edificios, la Concesión de Licencias de Obra menor, la Comunicación Previa Responsable para el inicio de nuevas actividades económicas, e incluso para garantizar los derechos patrimoniales de los propietarios privados de Camargo ante dos PSIR que según ha manifestado Movellán “no hubieran tenido lugar si contáramos con un Plan General”.


Movellán ha hecho un llamamiento a la “altura de miras” para contar con la participación de todos en lo que ha calificado a nivel municipal como  “un documento de Estado”