Google+

jueves, 4 de octubre de 2012

Camargo ya conoce el Plan Especial de Medio Ambiente para la Bahía de Santander


Puerto deportivo de Raos, en Maliaño,
y Bahía de Santander, al fondo.

El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Javier Fernández, ha presentado a los municipios de Camargo, Santander, El Astillero, Villaescusa, y Marina de Cudeyo el borrador del Plan Especial de la Bahía de Santander.

En el transcurso de la reunión de trabajo, celebrada en la Consejería de Medio Ambiente, Fernandez ha facilitado a los representantes municipales el contenido de este documento, cuya aprobación definitiva  tendrá lugar, previsiblemente, a lo largo de 2013, tal y como ha avanzado hoy el consejero.

En el encuentro han participado Carlos Cortina, alcalde de El Astillero; Almudena Gutiérrez, alcaldesa de Villaescusa; Federico Aja, alcalde de Marina de Cudeyo; María del Carmen Solanas, primera teniente alcalde del Ayuntamiento de Camargo, y Belén Dominguez, directora general de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander.

Por parte de la Consejería de Medio Ambiente han estado presentes, además del consejero, la secretaria general, Ana García-Barredo, y el director general de Ordenación del Territorio, Fernando Silió;
A partir de ahora los municipios incluidos en el ámbito territorial del Plan Especial tendrán la posibilidad de realizar las aportaciones que consideren oportunas, con la finalidad de, tal como ha resaltado Fernández, “conjugar los intereses de las respectivas administraciones de los seis ayuntamientos afectados con los de la propia Administración regional”.

La Consejería de Medio Ambiente ha anunciado la intención de realizar este mismo año  la aprobación inicial de este Plan Especial para que, tal y como ha avanzado el consejero, el documento final quede definitivamente aprobado en 2013.

Por su parte, los ayuntamientos presentes en la reunión han puesto de manifiesto su interés por buscar fórmulas de planificación y actuación coordinadas, de forma que el área de la Bahía de Santander empiece a gestionarse bajo criterios globales.