Google+

miércoles, 24 de octubre de 2012

Maliaño acogerá actividades formativas para desempleados y autónomos


La consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas, ha dado a conocer este martes que el Gobierno de Cantabria ha aprobado destinar 9,4 millones de euros para la formación de desempleados y autónomos dentro del Plan de Empleo 2012, algo que supone "una apuesta por el empleo, tal y como nos comprometimos con todos los cántabros" y cuyas actividades tendrán lugar también en Maliaño.

De esta cifra, 7,5 millones de euros corresponden a la realización de acciones formativas, dirigidas, prioritariamente, a personas desempleadas; 0,5 millones a la formación de autónomos y desempleados de sectores en crisis y, finalmente, 1,4 millones a la concesión de becas de movilidad y conciliación para que los desempleados puedan participar en estas actividades de formación.

Estas tres ordenes, consideradas por Mazas como "básicas para la generación y el mantenimiento de los puestos de trabajo en Cantabria", se corresponden a las denominadas `lanzaderas de empleo¿, junto con las Iniciativas Singulares de Empleo y  la subvención de las cuotas a la Seguridad Social en contratos indefinidos a personas que provienen del desempleo.

La titular de Economía ha subrayado que todas estas actuaciones del Gobierno de Cantabria son "el mejor ejemplo de cuáles son nuestras prioridades: mantener la calidad en los servicios públicos básicos que sostienen el Estado del Bienestar y destinar todos los fondos de los que dispongamos a la mejora de nuestro mercado laboral".

Estas iniciativas del Gobierno de Cantabria incluyen, por vez primera, la orientación de la formación hacia la acreditación profesional y la ratificación de las competencias profesionales que van a adquirir estas personas dentro de sus procesos formativos.

El salto cualitativo es que ahora se puede acreditar profesionalmente, a través de estas acciones formativas, y se puede hacer de manera total (desarrollando totalmente la cualificación profesional) o bien mediante las acreditaciones parciales (la persona desempleada puede iniciar un itinerario de manera ajustada a su disponibilidad de tiempo y a sus propias características).

Complementariamente a los datos dados a conocer por Cristina Mazas, la directora del Servicio Cántabro de Empleo, María Ángeles Sopeña, ha desglosado las características de la orden que, por un importe global de 1,4 millones de euros, subvencionará ayudas para favorecer el acceso a todas estas iniciativas de formación, mediante el abono de dietas de transporte y de conciliación con la finalidad de minimizar las barreras o las dificultades para el acceso a los cursos.

En el diseño de las actividades de formación, correspondientes a la partida de 7,5 millones de euros que permitirán la formación de  2.760 personas, a través de 184 acciones formativas, Sopeña ha asegurado que el Servicio Cántabro de Empleo "ha trabajado con criterios de cohesión territorial y por ello se ha procurado que prácticamente en todo el ámbito territorial de Cantabria puedan desarrollarse acciones formativas que resulten interesantes y orientadas a la empleabilidad", todo ello con la finalidad de que los desempleados "adquieran una mejora de su cualificación para su acceso y promoción en el mercado laboral".

Las acciones formativas se impartirán en las localidades de Santander, Maliaño, Torrelavega, San Vicente de la Barquera, Reinosa, Colindres y Castro Urdiales.