Google+

lunes, 15 de octubre de 2012

Sileno Teatro presenta 'Canovaccio o los Dolores del Amore', este miércoles, en La Vidriera


El Ciclo Otoño de Teatro del Ayuntamiento de Camargo continúa este miércoles 17, a las 20.00 horas, en el Centro Cultural La Vidriera, con una propuesta de humor para todos los públicos: 'Canovaccio o los Dolores del Amore'. Esta obra se presenta al estilo de la comedia del arte italiana, nacida en el siglo XVI, como oposición a la comedia erudita, en la que todo el texto estaba escrito; así, en la comedia del arte, los actores profesionales improvisaban el texto.

Cada uno de los intérpretes representaba un personaje arquetípico, a partir de tipos populares italianos, como Arlequín, Briguella, Pantalone, Il Capitano o Il Dottore. Todos tenían sus «gags propios, frases preparadas y forma de moverse distintivos».

 Los personajes masculinos llevaban media máscara y los parlamentos se improvisaban, pero había una estructura argumental, un guión, llamado 'canovaccio'. En este caso, Sileno ha trazado un espectáculo de humor para todos los públicos, con tres actores, ayudados por un técnico y una hora de duración, que recoge el espíritu de esta forma de teatro.

La trama gira en torno a un triángulo amoroso: el padre anciano y avaro (Pantalone) desea casar a su bella hija (la innamorata) con un rico mercader. Con la ayuda de su criada, Colombina, intentará casarse con su auténtico amor.

En verso y doble lenguaje

Original y en verso, el montaje de Sileno de la mano de Fernando Rebanal fue estrenado en 2010. El texto dramatiza un enredo amoroso con alguno de los personajes de la comedia del arte, como es el caso de Pantalone o de los enamorados, en esta ocasión Albertino e Isabella.

Si bien es apta para todos los públicos, juega con el doble lenguaje, que da un innegable tono picante a toda la pieza, apoyándose en frases de doble sentido, «otra de las facetas que la conectan con el teatro popular italiano del siglo XVI».

Rebanal subraya que la obra está escrita en verso, algo poco frecuente en la dramaturgia contemporánea. «Se trata de un verso de rima libre y que busca la comicidad tanto en el significado, como en el sonido en algunas de las estrofas.

La escenografía, de Ana Jiménez, «recuerda asimismo los austeros decorados que las compañías utilizaban, sirviendo de escueto marco a espectáculos, en los que lo enrevesado de la trama y la pericia de los actores constituyen el principal valor. Un fondo de tela, que ambienta la habitación de Isabella, donde se desarrolla gran parte de la acción, nos permite vislumbrar los canales de Venecia, ciudad en que se desarrolla la trama».

La obra está interpretada por Chus Samperio, que encarna a Isabella, José Mª Pertusa, como Albertino, Pablo Escobedo, como Garbancio, y Rebanal, en el papel de Pantalone. Como en todos los espectáculos de Sileno Teatro, Luis Revert se ocupa de la producción y de la parte técnica durante las representaciones.