Google+

sábado, 3 de noviembre de 2012

Jóvenes sin formación previa se preparan en Maliaño para trabajar en el sector del comercio


El Centro de Formación del Ayuntamiento de Camargo, situado en Maliaño, es desde el pasado día 22 el referente para 15  jóvenes que renunciaron a su formación no iniciando o abandonando el instituto y que precisan ahora superar  esa barrera para incorporarse al mercado laboral.

Casi todos los alumnos son de Camargo, algunos procedentes de Institutos de Secundaria del Arco de la Bahía y otros que habían abandonado los estudios de Secundaria hace tiempo. Participan en el Programa de Cualificación Profesional Inicial, el PCPI, que les ofrece una alternativa para formarse y una salida profesional: el trabajo en comercios, almacenes y grandes superficies.

El curso de Ayudante Técnico de Comercio y Almacén se impulsa desde el Ayuntamiento de Camargo y la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria dentro de las iniciativas de formación dirigidas a capacitar para el mercado laboral a aquellos jóvenes que no han completado la ESO.

 La Consejería aporta 40.000 euros y el Ayuntamiento 9.000 para esta acción integrada en el Programa de Cualificación Profesional Inicial que busca tal y como explicó el alcalde Diego Movellán a los alumnos durante el acto de inauguración del curso “que nadie se quede atrás”.

Movellán, quien visitó el Centro acompañado del Concejal de Empleo, Javier Flor,  felicitó a los jóvenes que han decidido “subirse a este tren y no escuchar a quienes les dicen que el esfuerzo no sirve de nada y que no hay futuro” y les animó a “aprovechar la oportunidad porque este tiempo de formación sirve para situaros en una mejor posición de salida hacia el mercado laboral en un sector creciente en Camargo y en el entorno como es el comercial”.

El grupo está integrado por chicos y chicas de 16 a 20 años que no han obtenido el Graduado en ESO.
Los alumnos se van a preparar durante ocho meses para trabajar como mozo de almacén, dependiente de comercio, carretillero, reponedor, preparador de pedidos, operario de logística y similares. La formación impartida busca favorecer la participación y la interacción para poder desarrollar en el alumno las habilidades que contribuyan a su desarrollo personal y social, y para poder trabajar con grupos heterogéneos.

Las prácticas en empresas son uno de los atractivos del curso puesto que permiten a un alumnos que ingresa sin formación ni experiencia poder acreditar ambas cosas en su currículum una vez finalizado este periodo. Tras la pasada edición del PCPI, un total de 15 empresas del Valle solicitaron contar con alumnos de esta modalidad en prácticas y les ofrecieron la posibilidad de ejecutar lo aprendido durante 150 horas.
Sin embargo, las especiales características de este curso hacen que la incorporación al mercado laboral no sea el único objetivo al que se dirige: que una parte de los alumnos vuelva a creer en la necesidad de formarse y decida continuar y obtener el título de ESO es también un éxito.

De la pasada edición del PCPI en Camargo, seis alumnos obtuvieron el Certificado de Profesionalidad que acredita su capacidad para trabajar en un sector con posibilidades crecientes de inserción laboral, dada la estructura comercial que presenta no sólo el Valle de Camargo, sino también el entorno inmediato. De ellos, cuatro fueron  contratados por empresas en las que han realizado prácticas.