Google+

sábado, 1 de diciembre de 2012

Los alumnos del Centro de Educación Especial de Parayas descubren "El bosque de otoño"


El Monte Collado, en los límites entre Camargo y Escobedo, y La Castañera de Peñas Blancas, en Revilla de Camargo, han sido los dos espacios naturales en los que 710 escolares de Camargo han conocido y trabajado las especies arbóreas más significativas de los bosques de nuestro Valle. Entre ellos, han participado los jóvenes del Centro de Educación Especial de Parayas.

Los chavales se han acercado a esos lugares representativos del rico Patrimonio Natural de Camargo, que es por sí mismo un marco ideal para la práctica de la educación ambiental.

Buena parte de ellos, unos 450, han participado en Magostas, una de las actividades tradicionales de la Escuela de Medio Ambiente, fundamentalmente "sensorial, lúdica y festiva", ya que incluye el paseo por el bosque, la recogida de frutos y el asado y reparto de las castañas.

Los escolares participantes en estas actividades de medio natural bosque, interrelacionan directamente con el medio, desarrollando dos de las metas inherentes a la educación ambiental: la de interpretación del medio ambiente y la de actuación e intervención de forma positiva y constructiva en su entorno.