Google+

viernes, 15 de marzo de 2013

La Oficina Municipal de Información al consumidor de Camargo inicia una campaña sobre los nuevos contadores y tarifas de electricidad


La instalación de los nuevos contadores, su lectura y las nuevas tarifas eléctricas son cuestiones que afectan al bolsillo de los ciudadanos y sobre los que éste debe contar con la máxima información explicada de forma clara y sencilla.


Por ello, la Oficina de Información al Consumidor de Camargo, situada en el parque de Cros, de Maliaño, va a desarrollar desde hoy viernes y hasta el 15 de junio, una campaña en la que repartirá documentación explicativa sobre la nueva manera de cobrar el consumo eléctrico en los hogares.

Técnicos de la OMIC insisten en que habrá que esperar aún unos meses para comprobar si el nuevo sistema de tarificación y cobro demuestra ser útil para frenar las  reclamaciones que los usuarios presentan por facturación irregular o cortes injustificados.

A partir del uno de abril, la lectura será mensual ó bimestral en función del tipo de equipo de medida. En el caso de equipos de medida analógicos ó convencionales, la lectura de la energía se realizará de forma bimestral mientras que en el de equipos de medida con capacidad de tele-medida y telegestión la lectura se realizará con una periodicidad mensual.

Sin embargo, la campaña incidirá en que será posible la facturación mensual, independientemente del tipo de contador, previo acuerdo expreso entre las partes implicadas y que la opción del consumidor por la facturación mensual no modifica la periodicidad de la lectura de la energía, que se realizará con una periodicidad bimestral, si el contador es analógico. En los meses alternos en los que no haya lectura real, se facturará en función del procedimiento de estimación recogido en la normativa vigente.

Se podrá optar por pactar entre las partes una facturación de una cuota fija mensual proporcional a los consumos históricos y cuando no los haya, con una estimación de horas de utilización diaria, previamente acordada, más el término de potencia. En todo caso de producirá una regularización como mínimo anual y con base a lecturas reales.

Las empresas comercializadoras deberán remitir a sus clientes una carta informativa junto con las tres primeras facturas que emitan a partir de la entrada en vigor del Real Decreto.