Google+

miércoles, 3 de abril de 2013

Detenidos dos menores por el robo de un coche y cuatro jóvenes por un intento de hurto en un centro comercial


La Guardia Civil ha detenido a dos menores por intentar robar un coche en Maliaño y a cuatro jóvenes, dos chicas y otros dos menores de edad, por robar en un centro comercial de la localidad, del que se llevaron ropa deportiva y calzado valorado en 900 euros, según ha informado este miércoles.

Tal y como relata la agencia de noticias Europa Press, los agentes de la Guardia Civil, junto con miembros de la Policía Local, procedieron, los pasados 1 y 2 de abril, a detener a dos menores de edad como presuntos autores de la tentativa de robo de un vehículo. Según explican, a las 22.30 horas del lunes, la benemérita recibió un aviso de la Policía Local de que podían estar intentado sustraer un coche estacionado en la calle Gutiérrez Solana, de Maliaño.

Al lugar se desplazó una patrulla, que sorprendió a tres jóvenes en el vehículo. Dos de ellos lograron huir, siendo detenido en ese momento el tercero, que resultó ser menor de edad.

Agentes de los dos cuerpos policiales realizaron una batida por la población, para localizar a los otros dos jóvenes. Mientras, la Guardia Civil continuó la investigación, de modo que al día siguiente detuvo a otro de los supuestos autores de la tentativa de robo, que también resultó ser menor de edad. Paralelamente, siguen las pesquisas para localizar al  tercer sospechoso.

Por su parte, el vehículo presentaba signos de haber sido forzado en una de sus puertas, y tenía manipulado el sistema de arranque del mismo.

Centro comercial

Por otro lado, la Guardia Civil ha detenido a cuatro jóvenes, dos chicas mayores de edad y dos menores, por hurto en un centro comercial de Maliaño, del que se habían llevado más de 900 euros en ropa deportiva y calzado de una tienda y con la ayuda de una herramienta para quitar las alarmas. Fueron localizados y detenidos en una estación de tren próxima al establecimiento comercial, cuando intentaban huir del lugar.

Los hechos ocurrieron el martes día 2, cuando los jóvenes fueron apoderándose de la ropa y el calzado dentro de la tienda. Una vez extraídas las alarmas, las prendas eran guardadas en bolsas de compra de otro establecimiento.

Al verse sorprendidos por un responsable del comercio, emprendieron la huida, dejando tirada en la tienda la bolsa en la que portaban los efectos que pretendían sustraer.