Google+

jueves, 11 de abril de 2013

El Servicio de Mediación Hipotecaria inicia su actividad en la Casa Altamira

El Servicio de Mediación Hipotecaria de Camargo ha iniciado ya su actividad. La Casa Altamira, situada en el Parque Lorenzo Cagigas de Maliaño, sede de los Servicios Sociales, acoge este nuevo recurso que el Ayuntamiento pone en marcha para que personas en riesgo de desahucio puedan negociar con apoyo de profesionales salidas como la dación en pago.

El nuevo servicio municipal a personas y familias en conflicto hipotecario atiende a todos los residentes en Camargo que se encuentren inmersos en situación de desahucio por impago de préstamos hipotecarios, ejecuciones o falta de liquidez, entre otros, siempre que estos afecten a su primera vivienda. Se hará especial hincapié en la intervención en conflictos en los que las personas afectadas tengan menores a su cargo y se encuentren en riesgo de exclusión social.

Profesionales especializados en materias inmobiliarias, derecho hipotecario, arrendaticio y bancario integran el equipo de la Asociación de Mediación de Cantabria que ha comenzado a gestionar este Servicio en Camargo.

La ubicación en la sede de los Servicios Sociales Municipales no es casual, se busca así crear un núcleo de atención y de apoyo y atención a las familias en las distintas situaciones derivadas del conflicto. Las personas interesadas en obtener más información pueden llamar al 942 250 914.

El objetivo de la mediación es el acuerdo voluntariamente aceptado por las dos partes y eso es lo que el servicio trata de que los afectados alcancen con las entidades bancarias. Para ello, trabaja para restablecer el equilibrio entre ambas partes dado que de partida la posición de fuerza en la negociación recae en el acreedor, en estos casos, el banco o caja. Los expertos mediadores se apoyan para lograr este reequilibrio en el escaso interés que para bancos y cajas tiene actualmente quedarse con la vivienda del deudor así como en los negativos efectos que cada ejecución hipotecaria produce sobre la imagen de marca comercial de las entidades.

En caso de que la situación de los afectados así lo precise, el Servicio deriva al usuario al Servicio de Orientación Jurídica del Colegio de Abogados para asegurarse así de que recibe el más completo asesoramiento y de que cuenta con representación letrada dentro del proceso.