Google+

lunes, 15 de abril de 2013

Valle Real cuenta ya con una columna de cardioprotección


Sonae Sierra, empresa responsable, entre otros, del Centro Comercial Valle Real, de Maliaño, ha instalado en todas sus instalaciones, junto con Telefónica Telecomunicaciones Públicas, columnas de cardioprotección con el objetivo de reducir la cifra de fallecimientos provocados por muerte súbita. “Pretende así
trasladar, en un ejercicio de responsabilidad, los beneficios de las telecomunicaciones a todos
los ámbitos de la vida cotidiana, implantando en sus espacios comerciales un servicio integral
basado en el acceso público a la desfibrilación”, afirma Alberto Bravo, Managing Director de
Property Management de Sonae Sierra en España.

Los centros comerciales que cuentan con esta tecnología son Plaza Mayor (Málaga), Parque
Guadaira (Sevilla), Dos Mares (San Javier, Murcia), Luz del Tajo (Toledo), La Farga
(L’Hospitalet, Barcelona), GranCasa (Zaragoza), Zubiarte (Bilbao), Max Center (Baracaldo,
Vizcaya), Valle Real (Maliaño, Cantabria), Plaza Éboli (Pinto, Madrid), El Rosal (Ponferrada, León) y
Parque Principado (Asturias).

Ambas compañías han instalado en lugares estratégicos columnas de rescate cardíaco que
incorporan un desfibrilador y que, además, transfieren llamadas a los servicios de emergencia
ante casos de muerte súbita. La columna cuenta con una avanzada tecnología que permite
monitorizar a distancia a la persona que ha sufrido un ataque cardiaco, de forma que siempre
se puede conocer su estado.

Formación especifica

Para poder aplicar los desfibriladores semiautomáticos adecuadamente, Telefónica ha
impartido formación a un total de 123 personas entre empleados de Sonae Sierra y de
proveedores. Según explica Sergio Fernández, de Telefónica Telecomunicaciones Públicas, “el
protocolo marca que, ante un caso de muerte súbita, este personal no sanitario preste la
atención inmediata requerida hasta la llegada al centro de los servicios de urgencia, haciendo
uso de los desfibriladores semiautomáticos que, mediante voz, irán enviando las instrucciones
sobre los pasos a seguir”.

Teniendo en cuenta que en España se producen cada año más de 25.000 muertes por paradas
cardiorrespiratorias, Sonae Sierra y Telefónica Telecomunicaciones Públicas consideran de vital
importancia disponer de este tipo de recursos en lugares de alto tránsito de personas como
son los centros comerciales. La experiencia muestra que este tipo de afectaciones sólo se
pueden revertir si se actúa de forma temprana aplicando una descarga eléctrica entre los tres
y nueve minutos siguientes al inicio de los síntomas. Cada minuto que pasa, las posibilidades
de sobrevivir descienden entre un siete y un diez por ciento. La dificultad para acceder en tan
poco tiempo a un desfibrilador explica que sólo sobreviva un cinco por ciento de las víctimas
de muerte súbita.

Telefónica presentó este sistema en 2005 y ya ha instalado múltiples desfibriladores en lugares
públicos como centros comerciales, grandes empresas, estaciones de ferrocarril, gimnasios o
centros deportivos, entre otros, y desde entonces su eficacia ha logrado salvar varias vidas.