Google+

martes, 4 de junio de 2013

Comienzan en Maliaño las obras para la próxima instalación de los nuevos contenedores de basura

Trabajos en la Avenida de Parayas, en el Alto Maliaño,
junto a la antigua peluquería
Las obras de realización de las plataformas sobre las que se instalarán los nuevos contenedores de basura han comenzado ya. Varios equipos de operarios municipales trabajaban ya esta mañana en distintos puntos de Maliaño en la ejecución de las plataformas de hormigón sobre las que van a ubicarse los nuevos contenedores.

"Salvaguardar la circulación de peatones por las aceras en aquellos puntos en los que hasta ahora estos equipamientos interferían en el tránsito de viandantes y garantizar la seguridad de los usuarios en puntos en los que los contenedores ocupaban parte de la calzada" son los objetivos fundamentales de las obras que se están realizando y que incluyen estas nuevas plataformas que va a permitir, además, una mejor limpieza bajo los equipos y un manejo más sencillo de cada contenedor a la hora de la recogida.

Está previsto que en el plazo de un mes comiencen a llegar las nuevas baterías que van a cubrir la totalidad el casco urbano y los ocho pueblos y están integradas por 650 contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos, papel-cartón y envases que suponen una inversión de 560.000 euros.

En total, Camargo contará con 280 nuevos contenedores de 3.200 litros de capacidad y 120 de 2.200 litros para Residuos Sólidos Urbanos, 120 de 3. 200 litros de capacidad para envases, 130 de 3.200 litros para  papel y cartón.

Todos los contenedores son de plástico. Entre un 5 y un 7 % de ellos estarán adaptados a personas con discapacidad y se instalarán en las zonas en las que exista un mayor índice de viviendas adaptadas. La totalidad de los contenedores incluye indicativos en sistema braille para permitir su uso adecuado por personas invidentes.

Los contenedores van a ir llegando en aproximadamente un mes y lo harán en varios lotes, ya que de otro modo, las necesidades de transporte para un volumen tan grande de piezas harían el proceso más complicado.

También se está trabajando en otros puntos,
como en la confluencia de Santa Teresa con el enlace de la S-10.