Google+

jueves, 25 de julio de 2013

Algunas calles del casco urbano ya cuentan con nuevos contenedores de basura

Cerca de 30 contenedores nuevos de basura han quedado instalados anoche en las calles céntricas del casco urbano de Maliaño-Muriedas y se estima que en un mes todos los actuales, metálicos y deteriorados estarán retirados de las calles y habrán sido sustituidos por los nuevos a un ritmo condicionado por la necesidad de mantener el servicio de recogida de basuras en su funcionamiento normal lo que supone que se cambiarán unos 30 cada noche aproximadamente.

Los nuevos contenedores están ya en Camargo y se estima que a lo largo de un mes se haya completado la sustitución en la totalidad el casco urbano y los ocho pueblos, un total de  650 contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos, papel-cartón y envases que  suponen una inversión de 560.000 euros.

En total, Camargo contará con 220 nuevos contenedores de 3.200 litros de capacidad y 140 de 2.200 litros para Residuos Sólidos Urbanos, 120 de 3.200 litros de capacidad para envases, 120 de 3.200 litros para papel y cartón.

Todos los nuevos contenedores son de plástico y cuentan con un sistema de cierre silencioso. Entre un 5 y un 7 % de ellos estarán adaptados a personas con discapacidad y se instalarán en las zonas en las que exista un mayor índice de viviendas adaptadas. La totalidad de los contenedores incluye indicativos en sistema baille para permitir su uso adecuado por personas invidentes.

Los contenedores han comenzado a llegar y continuarán haciéndolo en varios lotes ya que de otro modo las necesidades de transporte y almacenaje para un volumen tan grande de piezas harían el proceso en extremo complicado.

Servicios técnicos municipales han diseñado el operativo necesario para el transporte, montaje y almacenaje de las nuevas baterías así como para su ubicación en los puntos en los que quedarán instalados y la retirada de las piezas antiguas.

A partir de las 23.00 horas cada noche, para no interferir en el tráfico, dos camiones recorrerán las calles. Uno de ellos recogerá las piezas antiguas y otro instalará las nuevas.

El operativo de montaje y sustitución tiene el objetivo de garantizar la continuidad sin incidencias del servicio de recogida de basuras minimizando a la vez el impacto en el tráfico.