Google+

miércoles, 28 de agosto de 2013

El mercado semanal de Cros será ampliado con 27 nuevos puestos

El mercado semanal que se desarrolla los martes en el Parque de Cros, de Maliaño, va a contar con 27 nuevos puestos y llegará al máximo de ocupación con un total de 137 vendedores ambulantes autorizados para establecerse en la cita semanal.

El Boletín Oficial dará cuenta en los próximos días de las bases que regirán la adjudicación, los requisitos específicos para optar a ella y  los plazos establecidos para la presentación de las propuestas y la posterior adjudicación.

Los vendedores ambulantes interesados en contar con uno de los puestos que se adjudicarán mediante sorteo y por el plazo de un año contarán con veinte días tras la publicación en el BOC para registrar sus solicitudes.

De las 27 vacantes, dos se adjudicarán para la venta de productos de alimentación y el resto, 25, para la venta de otros productos en general.

Sólo se adjudicará un puesto por solicitante y no será posible realizar la transmisión de licencias excepto en el caso de fallecimiento o enfermedad del titular, circunstancias en las que ascendientes, descendientes o pareja del titular podrán mantener la actividad.

Camargo inició en 2012 la reordenación de su mercado semanal, uno de los más extensos de Cantabria, con la exigencia de que todos los vendedores instalados contaran su licencia y su alta de autónomos y a la vez limitó el número final de puestos a casi la mitad de los que había en la etapa anterior.

El pasado mes de febrero, Camargo entregó a los vendedores acreditados legalmente para trabajar en su mercado los carnets que deben exhibir en un lugar visible de su puesto, el documento que le identifica ante los usuarios, ante otros vendedores y ante la Policía Local como vendedor autorizado.

Camargo cerró así una etapa dando a los usuarios las necesarias garantías de seguridad, dado que tras la regularización del mercado realizan su compra a un vendedor legal e identificado. Por su parte, los vendedores ven como se pone fin así a una situación de competencia desleal que venían padeciendo quienes estaban en situación legal y al corriente del pago de sus tasas y de sus obligaciones con la Seguridad Social y que debían compartir ubicación con vendedores ambulantes no autorizados.

Una patrulla de la Policía Local recorre cada martes el mercado verificando la documentación que exhiben los vendedores de forma que se garantice con transparencia que no van a contar con la competencia desleal de los vendedores ilegales además de prevenir y evitar la comisión de pequeños delitos.