Google+

jueves, 8 de agosto de 2013

Maliaño dice adiós al mural de Cros

Los trabajos para la sustitución del mural de Cros han comenzado ya. Con la instalación del cerramiento provisional de tela metálica imprescindible para garantizar la seguridad en la zona de las vías, operarios municipales han dado ya los primeros pasos para la ejecución de uno de los proyectos más largamente esperados por los vecinos de Camargo como es la sustitución del deteriorado mural por un cerramiento nuevo.

El Alcalde de Camargo, Diego Movellán, y la Concejala de Obras, Carmen Carral, han visitado la zona y han anunciado que en paralelo el Ayuntamiento desarrollará obras complementarias como la mejora de la acera.

El nuevo cerramiento, de 140 metros de largo y tres metros y medio de altura está realizado en tubos de acero inoxidable con acabado mate, de tres milímetros de espesor unidos mediante soldadura que producen un efecto de ondas tanto en altura como en profundidad.

En el centro se instalará un elemento identificativo, la 'C' de Camargo, de un metro y medio de altura, encajada en un soporte del mismo material alzado sobre una peana de piedra de sillería de un metro.

El efecto del nuevo cerramiento será dinámico, tanto visto desde el tren como visto por los peatones que circulen en paralelo al cierre. La elección de los materiales por parte de los técnicos municipales se ha realizado tomando en cuenta su resistencia a la rotura, a la elongación y a la corrosión.

El nuevo cierre ha requerido contar con la opinión de ADIF del mismo modo que su supervisión es imprescindible a la hora de realizar la instalación.

Si bien la previsión inicial era agilizar los trabajos de instalación realizando la sustitución tramo a tramo, retirando por zonas el viejo mural y sustituyéndolo por el material nuevo, las condiciones en las que se encuentra el viejo cierre no permiten realizar de esta forma los trabajos y cumplir a la vez con las condiciones de seguridad que son requeridas al estar situado junto a las vías del tren. Por ello, será necesario realizar el cambio en tres fases: instalación de un cerramiento temporal, retirada del antiguo y colocación finalmente del nuevo cierre de tubos de acero inoxidable.