Google+

lunes, 2 de septiembre de 2013

El ministro Soria visita Ferroatlántica entre las protestas de los trabajadores de Sniace y los sindicatos

"Vamos a sacar todo el provecho a nuestro potencial industrial en beneficio de nuestra tierra, sin complejos, cuidando nuestro entorno, nuestro paisaje y el medio ambiente", así lo ha manifestado hoy el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, durante la conmemoración del centenario de la planta de Ferroatlántica. En este sentido, ha afirmado que el empeño y vocación de todo el Gobierno" es "mantener y hacer crecer el sector industrial en estos momentos difíciles". La cita ha contado con la visita del ministro de Industria, José Manuel Soria.

Estas declaraciones han llegado mientras en los exteriores de la fábrica se manifestaban los trabajadores de Sniace, para mostrar al ministro su malestar por la situación de la empresa con sede en Torrelavega, que corre peligro de desaparición. Además, también se han concentrado representantes de los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, reclamando a Soria más atención hacia la industria.

Diego ha asegurado que su Ejecutivo no va desaprovechar las "potencialidades de futuro" de Cantabria y, para ello, ha recordado que está trabajando en facilitar a los empresarios suelo industrial, apoyo financiero y en lograr "recursos humanos competitivos" formados en la Universidad de Cantabria y en una formación profesional renovada.

El presidente Diego ha afirmado su voluntad de "hacer de Cantabria una región industrial" en la que "los atractivos naturales y paisajísticos convivan en armonía con las chimeneas de las grandes fábricas" que se dan desde Reinosa, bajando por el Besaya, y el arco de la Bahía, junto con otra serie de factorías dispersas por el resto de la región con trayectorias largas y con futuro.

A este respecto, Diego ha apuntado que mientras que "poetas, pintores y visitantes  de todo carácter reconocen a Cantabria por su paisaje, su atractivo, su belleza y  sus encantos" turísticos, en opinión del presidente "no se asocia con Cantabria el hecho cierto de que formó parte de un importante eje industrial", junto con Asturias y País Vasco, que aún hoy le da "un peso mucho más importante del reconocido".

El presidente Diego ha felicitado a Ferroatlántica por su centenario y ha mostrado su "orgullo como astillerense y como presidente de Cantabria" por un hito que es "producto de la labor responsable a lo largo de la trayectoria de la empresa del "brillante gestor" Juan Manuel Villar Mir, que ha demostrado "capacidad de gestión, visión y eficiencia en la gestión de grupos y de la empresa, así como sensibilidad para implicarse en la acción social en el entorno de la empresa" y un "notable esfuerzo por ser más eficiente, más productiva y más amable con el entorno".

En el acto conmemorativo del centenario, además de Ignacio Diego han estado presentes el ministro de Energía y Turismo, José Manuel Soria; el presidente del Grupo Villar Mir, Juan-Miguel Villar Mir; el presidente del Grupo Ferroatlántica, Pedro Larrea Paguagua; el director de la fábrica, Alberto Fuentes Álvarez; el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti; el alcalde de El Astillero, Carlos Cortina; el de Camargo, Diego Movellán; entre otras autoridades nacionales, regionales y locales, así como miembros del Comité de Empresa de la planta de Boo; directivos del grupo Villar Mir, clientes y proveedores.

Tras las intervenciones y el descubrimiento de una placa conmemorativa, las autoridades han recorrido las instalaciones de la planta, una fábrica que cuenta con una plantilla de 160 personas y que genera 400 empleos indirectos. Esta instalación registró en 2012 una facturación de 116.982.383 euros y una producción total de 121.000 toneladas. Ferroatlántica, con su planta dividida por la Ría del Carmen entre Boo de Guarnizo y Maliaño, es el segundo consumidor industrial de energía eléctrica de Cantabria y el tercer cliente en tráfico de graneles del Puerto de Santander.