Google+

miércoles, 5 de marzo de 2014

El cachón se salvó de la quema

Ahora que están tan de moda las peticiones de indulto, ayer en Maliaño, al imputado le salió bien la jugada. El cachón, siempre condenado 'a la pira', en esta ocasión se salvó de la quema gracias al temporal que lleva varios días en la costa cántabra y las lluvias que dejó ayer en el pueblo. "Ha venido muy mala mar y hará falta un macho reproductor para repoblar y garantizar que haya cachones en los años venideros", fue el argumento del 'juez'.

Fue un cierre distinto al habitual dentro de las celebraciones de Carnaval en Camargo, que ayer disfrutó de sus últimos actos en las pistas de petanca del parque de Cros. Cientos de personas participaron, tanto en el desfile en carroza del acusado por las calles del casco urbano, como en el posterior juicio y en el reparto final de 'Agua del Carmen' y 'Cachojuelas'.