Google+

sábado, 5 de abril de 2014

Doce empresas optan a ejecutar la primera fase del plan 'Aparca Camargo'

La Avenida de Bilbao, en Muriedas,
será objeto de la primera fase.
Doce empresas han presentado ofertas para optar a ejecutar las obras de la primera fase del Plan Aparca en Camargo. Estas primeras plazas se ubicarán en un tramo de la Avenida de Bilbao localizado entre el puente sobre la Ría del Carmen y la Glorieta de Alcatel, en Muriedas. En este punto se eliminará el aparcamiento de camiones para crear 90 nuevas plazas de aparcamiento para coches y motos.

La actuación incluye la instalación de nuevo alumbrado con la colocación de una línea más de farolas, nuevo pavimento y la creación de un paso de peatones.  El nuevo aparcamiento contará con zona para motos y tres plazas reservadas a personas con discapacidad.

El Ayuntamiento destina a esta actuación un total de 90.000 euros de presupuesto que van a permitir la creación de 90 de las 224 nuevas plazas de aparcamiento con la que el centro urbano va a contar próximamente y que van a compensar la retirada de un centenar derivada de la actuación de urbanización en dos calles comerciales.

Trabajadores municipales comienzan en los próximos días los trabajos de la fase del Plan Aparca en  Camargo que habilitará además 19 plazas de aparcamiento en la Avenida de Cantabria junto a la Casa Joven, 17 más frente al antiguo mural de Cros, 13 en la Calle San Antonio, otras 12 en la Avenida de Bilbao, 18 en la calle Concha Espina, 11 en la de Marqués de Villapuente, y 10 en la calle Eulogio Fernández Barros a la altura de la intersección  con la calle Juan XXIII.

Esta actuación se suma a la próxima remodelación del aparcamiento del Centro Cultural La Vidriera, en Maliaño, que va a dotar a este espacio de nuevo firme y a eliminar abombamientos y baches que hacen complicada la circulación y aparcamiento de vehículos y provocan la existencia habitual de charcos.

En el aparcamiento del Centro Cultural se instalará un sistema de cámaras de videovigilancia que controlará la Policía Local de forma que se garantice la seguridad de los vehículos estacionados en este punto utilizado no solo por los usuarios de la instalación deportiva y cultural sino también por los vecinos de la zona quienes estacionan sus vehículos en horario nocturno.

Con el mismo objetivo, se mejorará la iluminación de toda la zona y se construirá acera para facilitar el tránsito de quienes dejan o recogen sus vehículos conectando así el aparcamiento con la zona de estacionamiento situada en la parte trasera de La Vidriera que actualmente no dispone de acera, por lo que  los ocupantes de los vehículos que aparcan en el lateral de este vial se ven obligados a transitar por la calzada.