Google+

martes, 15 de abril de 2014

El programa de apoyo 'Cuidar al Cuidador' abre una nueva edición el 7 de mayo

Camargo abre el 7 de mayo una nueva edición de la actividad de apoyo y formación a los cuidadores de personas dependientes a quienes se ofrece además la posibilidad de participar en las sesiones mientras personal especializado aportado por Servicios Sociales atiende a aquel familiar de quien habitualmente debe hacerse cargo.

La participación en esta actividad es gratuita y desde la pasada edición se ha ampliado el horario, que será a en dos turnos a elegir, mañana o tarde, de forma que todas las personas interesadas puedan participar. La Casa Altamira, sede de Servicios Sociales, ofrece más información y gestiona las inscripciones en esta actividad.

Con esta iniciativa se busca prestar apoyo emocional y psicológico a los cuidadores y fomentar su integración en un grupo posibilitando la expresión de las emociones y dificultades que esta labor produce en la vida diaria así y combatiendo el aislamiento que amenaza quienes dedican su tiempoal cuidado de un dependiente. Para ello, las sesiones se desarrollan en grupo y con apoyo de un profesional.

Este curso está dirigido a personas empadronadas en Camargo que presten algún cuidado o atención a persona dependiente o que este en el inicio de un proceso de dependencia, sea familiar o no.

El perfil de los participantes en las iniciativas de apoyo al cuidador es mayoritariamente femenino porque según evidencias los estudios realizados, el perfil de la persona cuidadora también lo es. El 83% de quienes integran este colectivo son mujeres, hijas, esposas o nueras de la persona cuidada. La edad media es de 52 años y un 60% no recibe ayuda de otras personas para desarrollar esta actividad.

Estos datos definen un perfil de cuidador necesitado de apoyo y tiempo para sí mismo. Por ello, el curso trata de mostrar a los participantes la necesidad de cuidar de sí mismo, de poner límites al tiempo dedicado a los demás. Se dota de formación a los asistentes sobre la manera de fomentar la máxima autonomía posible en la persona cuidada, sobre la planificación de la atención, el cuidado de la propia salud y la necesidad de evitar el aisilamiento que genera la exigencia de permanecer junto a quien precisa atención.

A partir del próximo 7 de mayo, el Grupo de Apoyo a Personas Cuidadoras se reunirá dos veces al mes, en dos horarios distintos, de 10.00 a 12.00 horas para quienes puedan asistir por las mañanas, y de 16.30 a 18.30 horas para aquellos que prefieran las sesiones vespertinas.

Las sesiones de apoyo mostrarán como atender a las posibles señales de alarma que emite el cuidador que está reclamando atención, como comprender y saber actuar ante las alteraciones de la conducta del familiar dependiente, como  la agitación, la ira, la tristeza a través de la mejora de la empatía y del lenguaje no verbal.

Se ofrecen también estrategias para aprender a controlar los sentimientos y pensamientos negativos y afrontar la tristeza, los sentimientos de culpa, el enfado, el resentimiento que se generan en la persona cuidadora.

Se trabajará también sobre cómo mejorar la comunicación para  pedir ayuda y para decir no sin sentirse culpable así como sobre la necesidad de establecer prioridades que ayuden a evitar el agotamiento de modo que permitan incorporar actividades gratificantes en la vida cotidiana.